Saltar al contenido

¿Cuanto fueron los viajes que tuvo que realizar Cristobal Colon? Descubrelo Aquí

junio 20, 2019

Los cuatro viajes de Colon

Uno de los descubrimientos mas importantes de la historia realizado por el hombre, fue América.

Mapa de los cuatro viajes de Cristobal Colon al Nuevo Mundo.

Cristobal Colon tuvo que realizar cuatro viajes durante 10 años (periodo de 1492-1502).

Su principal propósito era encontrar una nueva ruta hacia la India, lo cual no fue así y llegó a lo cual llamaría él, el Nuevo Mundo.

Artículos Relacionados

Primer viaje – Descubrimiento de América

El 3 de agosto de 1492 partieron del puerto de Palos tres carabelas, rumbo hacia lo desconocido: La Santa María, al mando del almirante Cristobal Colón; la Pinta, mandada por Martín Alonso Pinzón, y la Niña, capitaneada por su hermano Vicente Yañez Pinzón. El almirante puso proa hacia las Canarias y, pasada la isla del hierro, tomo rumbo hacia el oeste. Tras días de navegación y de desánimo, en la madrugada del 12 de octubre, Juan Rodriguez, el vigía de la Pinta, conocido también como Rodrigo de Triana, dio la voz de “¡tierra!'”. Habían llegado a Guanahani, una de las 36 islas de las Lucayas, o Bahamas. Colón bautizo la isla con el nombre de San Salvador.

Mapa-de-Primer-viaje-de-Colon

El almirante estaba convencido de que aquellas islas pertenecían a Asia, convicción que mantuvo hasta su muerte. Colón puso rumbo entonces hacia el sudoeste y llegó a Cuba que llamo isla Juana en honor de la princesa Juana, heredera de los Reyes Católicos y futura Juana I la Loca. Luego siguió su ruta hasta alcanzar las costas de Haiti, que bautirozo con el nombre de la Española. Pero una de las carabelas, la Santa María, encalló en unos arrecifes, y con sus restos mandó construir un fuerte al que llamo La Navidad. Y en el que dejó un pequeño reten de hombres, al mando de Diego de Arana, cuando partió en La Niña de nuevo hacia España el 4 de Enero de 1493.

Martín Alonso Pinzón se hizo también a la mar a bordo de la Pinta, pero una fuerte tempestad separó a las dos naves antes de avistar la costa. Pinzón llegó a Bayona, en Galicia, mientras Colón llegaba a las Azores, después a Lisboa y, finalmente desembarcaba en Palos de Moguer.

Tras el descubrimiento, los Reyes Católicos pidieron al papa Alejandro VI que reconociese para el Reino de España la posesión de las tierras descubiertas. Juan II de Portugal reclamaba su dominio, en virtud de unas bulas que Eugenio IV y Martin V le habían otorgado. Por las que se concedía a la Corona portuguesa las regiones que faltasen por descubrir hasta la india. El papa accedió a las pretensiones de los reyes españoles y extendió una bula en la que se repartían los territorios entre las dos naciones, aunque esta decisión no complació a la Corona portuguesa.

Segundo Viaje – La búsqueda de los tesoros de la India

Temerosos de perder sus nuevos dominios, los reyes de España ordenaron a Colón que volviese a la Española para afianzar las posesiones y con el mandato de evangelizar y colonizar a los indigenas. Así, en septiembre de 1493, Cristóbal Colon se hizo a la mar desde el puerto de Cádiz, con diecisiete embarcaciones, mas de mil quinientos hombres y un sacerdote, fray Bernardo Boil. A principios de noviembre llegaron a las islas de las Pequeñas Antillas (Dominica, Deseada, María Galante, Guadalupe, Antigua, Montserrat, las islas Vírgenes) y, por fin descubrieron la isla Borinquen, a la que llamaron San Juan Bautista, hoy Puerto Rico. A continuación volvieron a la Española y encontraron el fuerte destruido por los nativos y sin su guarnición. Entonces fundaron la que sería la primera ciudad española del Nuevo Mundo: La Isabela.

Mapa-de-Segundo-viaje-de-Colon

Tras enviar a Antonio Torres a España, con el encargo de que comunicara a los Reyes Católicos lo sucedido, y de dejar a su propio hermano, Diego, al mando de La Isabela. Colón continuo explorando el sur de Cuba y descubrió Santiago – hoy Jamaica – y Evangelista – hoy isla de Pinos o de la Juventud -; pero cuando regreso a la Española, la situación en la Isabela era caótica. Los Españoles estaban actuando de forma arbitraria, saqueando y esclavizando a los nativos, quienes acabaron por rebelarse.

Las quejas por estos hechos fueron transmitidas a los reyes españoles, quienes enviaron a Juan de Aguado para que estudiara la situación y realizase un informe. Colón finalmente dominó la rebelión y regreso al Viejo Continente en 1496. El almirante fue recibido por los Reyes Católicos, quienes le ratificaron lo acordado en las Capitulaciones de Santa Fe (según las cuales, se le concedí el título de virrey de los nuevos territorios, entre otros privilegios) y le autorizaron a emprender su tercer viaje.

Tercer Viaje – El paraíso terrenal

Con seis naves y mas de doscientos hombres, Colon partió del puerto de Salucar de Barrameda el 30 de mayor de 1498. Cuando llegó a las islas Canarias, la expedición se dividió: tres de las naves partieron con auxilios hacia la Española, y las restantes, al mando de Colón, se dirigieron hacia el sur con el propósito de explorar las posibles tierras que existiesen en la zona ecuatorial. Pero el sofocante calor le hizo desistir de su propósito, y puso de nuevo rumbo a la Española. Hacia finales de julio llegó a la isla Trinidad, descubriendo a continuación las costas del continente sudamericano, que llamó Tierra de Gracia. Después de navegar cerca de la boca del río Orinoco, salió del golfo de Paria y descubrió la isla Margarita o de las Perlas. Tras estos nuevos descubrimientos, puso proa de nuevo hacia la Española.

Mapa-de-Tercer-viaje-de-Colon

En la Española, Colon sofoco la rebelión que su alcalde mayor, Francisco Roldan, nombrado por el almirante, había encabezado en la Isabela, contra sus hermanos. Mientras tanto, alarmados los reyes por las noticias que recibían de la isla, enviaron desde España al comendador de la orden de Calatrava Francisco de Bobadilla para que administrara justicia. Pero Colon se le resistió, y Bobadilla lo hizo apresar junto a sus hermanos y los embarco encadenados hacia España, a la que llegaron en noviembre de 1500. Los reyes devolvieron a Colon las propiedades que Bobadilla le había confiscado. Lo desautorizaron para regresar a la Española como gobernador, pero le permitieron una nueva expedición. La cual trataría de llegar a china y las islas de las especias por un paso entre las tierras descubiertas y los mares de Asia.

Cuarto Viaje – El ultimo de los viajes de Colon

Con este propósito, emprendió su ultimo de los cuatro viajes de Colon a principios de mayo de 1502. Descubrió Martinica y, aunque avistó La Española, continuo su ruta, ya que el nuevo gobernador, fray Nicolas de Ovando, que había llegado a la isla para sustituir a Bobadilla, le tenía prohibido desembarcar. Costeó Centroamérica, donde fracasó en su intento de establecerse. Al no hallar el paso que le permitiese llegar hasta Asia, después de padecer tormentas y amotinamientos de la tripulación, puso rumbo hacia Jamaica, donde, por fin, recaló. Envió entonces a Diego Méndez a la Española en busca de ayuda. Embarcado de nuevo, y enfermo de artritis,partió hacia España, arribando el 7 de noviembre de 1504.

Mapa-de-cuarto-viaje-de-Colon

Unos días después moría su protectora, la reina Isabel. En sus últimos años , Colón intentó sin éxito recuperar los privilegios sobre las tierras que había descubierto. El día 21 de mayo de 1506, el almirante murió en Valladolid, entre fuertes padecimientos de artritis. Fue enterrado en la Cartuja de las Cuevas, en Sevilla, y trasladado posteriormente a la catedral de Santo Domingo, en la isla de la Española.

Vídeo de los viajes de Colón

Otros descubrimientos

Las noticias que llegaron a otros países europeos sobre los viajes de Colon y el descubrimiento de nuevas tierras provocaron nuevas expediciones. El veneciano Juan Caboto descubrió en 1497 la isla de Cabo Breton y los caladeros de Terranova; Juan Verrazano, con el mecenazgo del rey francés Francisco 1, descubrió la bahía de Hudson y la isla de Terranova en 1524. Jac-ques Cartier exploró el río San Lorenzo, estableciéndose en los territorios que luego serian llamados Canadá.

Referencias:  La América ingenua